Préstamo del día de Pago / Adelanto de Efectivo

por UnidosEnero 29, 2020

Si tienes necesidad de algo de efectivo rápido, puede que estés considerando una variedad de opciones, tales como el adelanto en efectivo o el préstamo del día de pago.

Estos productos son muy similares—son préstamos a corto plazo con altas tasas de interés que te proporcionan acceso a dinero rápido, generalmente entre $100-$1,000. Sin embargo, hay unas cuantas diferencias notables entre los dos.

Demos un vistazo:

  • Un adelanto en efectivo es un préstamo en efectivo obtenido a través de tu tarjeta de crédito con la cantidad siendo un porcentaje de tu límite de crédito.
  • Un préstamo del día de pago requiere solicitarse con un prestamista y ser aprobado para el préstamo.

Los préstamos del día de pago están diseñados para ser pagados en un periodo de tiempo específico, a diferencia del adelanto en efectivo que te permite un plazo más largo para pagar la deuda. Un préstamo del día de pago o adelanto de efectivo también puede llamarse un préstamo por salario, anticipo del día de pago, préstamo a corto plazo o un préstamo de dotación menor.

Cómo Funciona

Puedes obtener un préstamo del día de pago en línea o en una sucursal de préstamo del día de pago.

Todo lo que necesitas es proporcionar una identificación y prueba de ingreso, como un talón de pago. La mayoría de los prestamistas también requerirán los detalles de tu banco para que puedan hacer retiros automáticos cuando se llegue el día que tengas que pagar.

Primero pides el préstamo, si es aprobado, recibirás efectivo, un cheque o dinero depositado en tu cuenta bancaria casi inmediatamente.

Es llamado un préstamo del día de pago por una razón&8212;porque se espera que pagues el préstamo (incluyendo intereses) en tu próximo día de pago o dentro de dos semanas el saldo del préstamo.

¿Debería Obtener Uno?

Los préstamos del día de pago cobran tasas de interés muy altas, pueden arruinar tu crédito si no pagas la deuda a tiempo, y seguido tienen cuotas ocultas&8218;todas las cuales podrían llevar a un ciclo de deuda.

En resumen, los préstamos del día de pago solo deberían usarse como último recurso para: (1) cubrir gastos inevitables, (2) cuando necesitas obtener dinero rápido y (3) cuando solo puedes cumplir con los requerimientos de crédito menos estrictos. Asegúrate de leer las letras pequeñas de prestamistas potenciales y entender en lo que te estás metiendo.

Si te sientes cómodo con los términos y el precio que te están cobrando, entonces, entendemos que algunas veces es la única opción.

Altos Intereses y Tarifas

Mientras que el anticipo de efectivo o el préstamo del día de pago ponen dinero en tu bolsillo más rápidamente que otras alternativas de préstamos, tal como los préstamos personales, necesitas tener cuidado. Estos tipos de préstamos son notorios por tener tarifas escondidas y tasas de interés extremadamente altas, las cuales pueden ser entre 300%-3000% y tarifas escondidas.

Por ejemplo, la APR promedio en los préstamos del día del pago es casi 400%, por tanto, si sacas un préstamo del día de pago por $500, deberás aproximadamente $575 dos semanas más tarde. Sin embargo, el ciclo del préstamo puede no detenerse allí si tú, tal como lo hacen muchos prestatarios de préstamos del día de pago, “pides prórroga” del préstamo múltiples veces. Haz eso por solo tres meses y la cantidad debida será de más de $1,000.

El interés puede ser solo el principio porque muchos prestamistas agregan tarifas escondidas como tarifas por solicitud, tarifas por pago no dado o tardío, tarifas de servicio al cliente y tarifas por sobregiro. Por lo tanto, siempre pide a tu prestamista o lee los términos del préstamo para averiguar acerca de tarifas potenciales.

¿No Puedes Pagar?

Si no tienes el dinero para pagar lo que debes, el prestamista del préstamo del día de pago aún intentará retirar dinero de tu cuenta bancaria, lo que puede resultar en tarifas de sobregiro. Sé muy cuidadoso con esto porque puedes terminar pagando cientos de dólares a un banco por una tarifa de sobregiro además del interés y las tarifas que tienes que pagarle al prestamista.



Si no le pagaste al prestamista, ellos finalmente venden tu deuda a una agencia recaudadora de deudas que puede demandarte, incluso si tu deuda es solo una pequeña cantidad. El recaudador hará esto para tratar de obtener alguna cantidad de pago de tu parte. Este proceso es llamado recaudaciones y mientras es una industria altamente regulada, puede ser muy intimidante para ver estos avisos.

Alternativas

Antes de tomar un préstamo del día de pago, tómate un momento para considerar otras opciones: ¿Es el gasto inevitable? ¿Puede retrasarse por algunos días para tomar un préstamo personal? ¿Puedes pedir asistencia de otros?

Si un banco o una unión de crédito no puede prestarte el dinero que necesitas a tiempo o estás teniendo problemas para que te aprueben, hay múltiples prestamistas en línea con requerimientos mínimos, los cuales todavía son mejores que muchos prestamistas del día de pago.

Otra opción es solicitar un anticipo de tu empleador, particularmente, si estás trabajando para una compañía más pequeña. Solo puedes hacer esto una o dos veces, pero evitarás pagar tarifas predatorias.

Conclusión

Los préstamos del día de pago tienen una muy mala reputación en el mundo de los préstamos, pero pueden ser un salvavidas en tiempos de necesidad. Nosotros en Unidos entendemos que los tiempos pueden ser difíciles y pasa en la vida, requerir acceso rápido al dinero.

Por lo tanto, si el dinero es limitado, necesitas efectivo y no tienes muchas opciones, entonces no temas pedir un préstamo del día de pago. No hay nada de malo con ellos, siempre y cuando tengas un entendimiento completo de todos los costos y consecuencias por no pagar la deuda.

¿Tienes más preguntas acerca de los préstamos del día de pago? ¿Quieres compartir una buena o mala experiencia con nosotros? Nos encanta escuchar de nuestros amigos, siente la libertad de contactarnos en contact@unidosfin.com.

Por la familia. Por el futuro.