Préstamos Personales

por UnidosFebrero 13, 2020

Si experimentas una emergencia repentina o necesitas efectivo extra para unas vacaciones que vienen, los préstamos personales pueden ayudar.

Un préstamo personal es dinero prestado por una institución financiera como un banco, unión de crédito u otro emisor de crédito y puede utilizarse para casi cualquier cosa. Tiene una tasa de interés fija (APR) y deberá ser pagado en un periodo de tiempo específico (algunas veces llamado el término o duración).

La mayoría de los préstamos personales no son asegurados, lo que significa que no están respaldados por un colateral como tu casa o vehículo. Puesto que esto es más riesgoso para el prestamista, se enfocará en cosas como tu historial de crédito, ingreso e incluso, empleo cuando deciden aprobarte para un préstamo.

Cómo Funciona

El primer paso es someter tu solicitud de préstamo personal. En la actualidad, muchos prestamistas te permitirán hacer esto en línea, pero también puedes hacerlo en persona si estás trabajando con un banco. La mayoría de los prestamistas también te permitirán someter una solicitud preliminar, la cual incluye detalles básicos como tu nombre e información de contacto, tu ingreso y tu puntaje de crédito para brindarte algunas cotizaciones rápidas.

La solicitud completa incluirá más detalles personales y requerirá que sometas documentos, como talones de pago y estados de cuenta bancarios.

Obtener el Crédito

Mientras que las solicitudes preliminares hacen una verificación ligera del crédito, para una solicitud completa, se hará una verificación profunda, la cual puede impactar negativamente tu puntaje de crédito, pero solo temporalmente.

Si solo estás intentando obtener cotizaciones de una variedad de prestamistas para comparar tasas, asegúrate de que la solicitud preliminar que sometas no haga una investigación ardua -- se requiere a los prestamistas decirte si es una verificación de crédito ligera o profunda cuando estés solicitando un préstamo.

La Proporción del Préstamo

La proporción del préstamo depende del prestamista. Algunos prestamistas ofrecen préstamos mínimos de $500 y otros ofrecen préstamos que alcanzan la cantidad de $500,000, pero comúnmente van de $1,000 a $50,000. La cantidad del préstamo también depende de tu perfil de crédito, el cual se compone de tu puntaje de crédito, historial crediticio, cuánta deuda tienes actualmente, ingreso y empleo.

Término del Préstamo

El término del préstamo es el periodo de pago del préstamo, el cual típicamente va de 12 a 60 meses. Algunas personas prefieren un término del préstamo mayor para que sus pagos mensuales sean más pequeños, y otros prefieren un término del préstamo más corto para pagar menos interés sobre la duración del préstamo.

Tasa de Interés

Cuando pides dinero prestado, tienes que pagar el dinero más intereses. La tasa de interés es la cantidad extra que pagarás cada mes hasta el final del término del préstamo. Cuando compares prestamistas, la tasa de interés es lo que quieres mirar para saber qué tan costoso será el préstamo.

¿Tarifas Adicionales?

Cuando consideras una oferta de préstamo personal, siempre verifica las tarifas adicionales. Algunos préstamos tendrán una tarifa por pre-pago, la cual es una tarifa que obtendrás si pagas el préstamo antes. Otra tarifa común es una tarifa de originación, la cual es el costo de procesar tu solicitud de préstamo.

Algunos prestamistas cobrarán tarifas adicionales, ¡por lo tanto, sé cuidadoso y siempre lee las letras pequeñas!

¿Debería Obtener Uno?

Mientras que hacerse de deuda siempre viene con un riesgo de dañar tu puntaje de crédito, si te retrasas en un pago; un préstamo personal puede ayudarte a construir tu perfil de crédito si lo haces de manera inteligente.

Mientras que no recomendamos pedir un préstamo para financiar cosas como vacaciones o compras compulsivas, un préstamo personal es una gran idea para consolidar deudas, refinanciar o hacer grandes compras como la de un vehículo.

La clave es mantenerse al día con tus pagos y manejar tu préstamo de forma responsable. Olvidarte de tu préstamo y no hacer pagos podría resultar en tarifas y alzas en el interés, lo que solo incrementará tu deuda.

¿Qué Necesito para Obtener Uno?

El tipo principal de información que necesitará un prestamista para aprobar un préstamo personal es lo siguiente:

  • Prueba de identidad, como una licencia de manejo o tu tarjeta del seguro social
  • Prueba de domicilio, como una cuenta de servicios o el registro para votar
  • Verificación de ingreso como un talón de pago o forma de impuestos

Además de estos, los prestamistas también verificarán que tengas suficiente flujo de efectivo para un préstamo al revisar tu deuda actual, así como historial crediticio.

Recaudaciones

Si el pago de tu préstamo personal está atrasado por 90 días o más, se considera en falta (aunque el tiempo depende del prestamista). Si estás atrasado por 90 días, tu préstamo es considerado en mora. De cualquier manera, ninguna de estas cosas son buenas y pueden resultar en una caída en tu porcentaje de crédito y el atraso será agregado a tu reporte de crédito.

Una vez que un préstamo está en atraso, los prestamistas seguido venderán el saldo del préstamo a las agencias recolectoras de deudas, lo que resultará en un bombardeo de llamadas, correos electrónicos e incluso, mensajes de texto de parte de la agencia en un intento por recaudar.

Un prestamista o recaudador de deudas puede buscar que les pagues el préstamo al llevarte a la corte.

Alternativas

Si se usa correctamente, un préstamo personal es una gran forma de recibir fondos rápidos. Dicho esto, hay algunas alternativas.

Las tarjetas de crédito son otra opción viable si necesitas acceder a efectivo. Con una tarjeta de crédito, necesitas pagar todo el saldo en la fecha límite o de otra manera, pagar interés, el cual es alto.

Un préstamo asegurado es el que está respaldado por un colateral. Puedes obtener un interés mucho más bajo en un préstamo asegurado, puesto que el prestamista tiene menos riesgo.

Si te atrasas en tu préstamo, el prestamista puede recuperar el dinero que se le debe al incautar el valor que usaste para respaldar el préstamo. Esto, por supuesto, coloca el riesgo en ti, el prestatario.

Conclusión

Mientras que hay una variedad de formas de tener acceso a efectivo rápidamente, un préstamo personal es probablemente la mejor forma. Si tienes un perfil de crédito razonable, puedes obtener buenos términos de préstamo y tasas de interés bajas.

Ahora que estás más familiarizado con los préstamos personales y el proceso involucrado para conseguir uno, el siguiente paso es hacer tu investigación ¡y encontrar al prestamista perfecto!

¿Tienes más preguntas acerca de los préstamos personales? ¿Deseas compartir una buena o mala experiencia con nosotros? Nos encanta oír de nuestros amigos, siente la libertad de contactarnos en contact@unidosfin.com.